La importancia de parar y reflexionar

11.07.2018

¿Sabemos esperar, meditar y reflexionar antes de emprender una acción, o nos gobierna la impaciencia?

Y es que, a veces, nos resulta bastante difícil parar, plantearse las cosas más detenidamente y esperar, pero se trata de una espera confiada en que la mejor solución, o respuesta, llegará a nosotros.

Cuando no queremos, o no somos capaces de esperar (siendo ésta la mejor actitud), es porque no confiamos. Podemos creer que lo tenemos que controlar todo en nuestra vida y hasta que no nos chocamos una y otra vez con nuestras frustraciones, desilusiones, decepciones..., no nos damos cuenta de que algo no va bien. Hay cosas que sí dependen de nosotros, pero hay otras que no.

Por más ganas que tengamos de "hacer" y estar activos, sobre todo teniendo en cuenta que hay personas que necesitan estar ocupados para sentirse bien, o sentir que no están perdiendo algo como puede ser el tiempo o cualquier tipo de oportunidad, esto se puede convertir en un verdadero dilema.

Pero muchas veces, en verdad, no se está perdiendo nada de nada. A veces, si no llega nada (y eso incluye la voluntad para hacer algo, inspiraciones o nuevas oportunidades) es porque no tiene que llegar. Hay procesos en la vida y en nuestras energías que son de sube y baja, ahora sí, ahora no. Ahora hago, ahora descanso. Esto es aplicable para observar la actitud de hacer por hacer, mantenerse ocupados sin sentido.

Se trata, simplemente, de irse dando cuenta de lo que realmente es necesario que se haga y lo que no. Cuándo es el momento correcto aprendiendo a parar, aunque sea un momento, y reflexionar.

Una vez que hagamos aquello que deseamos de verdad, o que es realmente necesario, aprender a soltar (dejar de preocuparse) es una buena forma de permitir que las cosas fluyan.

BIEN OCUPADOS, NO PREOCUPADOS

Prueba todo esto en algo que te resulte más o menos fácil y observa los resultados.

Así se aprende a ser pacientes, soltar y confiar.

 

                                                                    M Paz Coach de Vida