La espera confiada

01.12.2018


La espera confiada es el resultado de una paciencia aprendida...

Es esa fe llena de paciencia donde se sabe que lo correcto llegará. No se pone forma concreta, quien lo traerá ni cómo..., pero sucederá y, por eso, merece la pena esperar porque

las cosas buenas llevan su tiempo...

Lo que hay que saber es que, en esa espera, no se trata de dejar de vivir, dejar de hacer aquello que se quiere hacer, seguir creando cosas..., sino de que, aún sin estar viviendo ese sueño todavía, el presente es el mejor estado en el que se puede estar y se disfruta como si fuera el mejor sueño que se puede tener en ese momento, lo que es, es.

Dulces sueños seguirán pasando por tu mente y estos irán creando todo un universo de colores en el que puedes añadir lo que se te antoje, todo es permitido. Las formas son infinitas, no las limites porque nunca se sabe lo que puede suceder, sólo deja que sea y suelta para que los sueños puedan bajar de las nubes y rociar tu mundo convirtiéndose en una realidad.

Si llueve te cubres o te dejas mojar por esa ducha natural que tu sueño te ofrece.

Si nieva te abrigas y aprovechas para disfrutar de un buen paseo en un tobogán natural creado por el cielo.

Si el sol quema te sientas en la sombra de un árbol que vibrará con tu compañía recordándole que no está solo y que, aunque no pueda ir a ti, tú te acercarás a él. Todo es posible, o nada es imposible...

Sueña y verás sueños, pero asegúrate de soltarlos para que puedan madurar hasta cumplirse.

No los reclames, sólo confía en que llegarán y, la mayoría de las veces, te sorprenderán. 


                                                                                                                                    M Paz Coach de Vida