Relaciones de pareja 

24.05.2018

Bonitas, perfectas, idílicas... O, tal vez, extrañas y confusas...

Ni qué decir de esas catastróficas y amargas. Destructivas, tóxicas, sí, esas en las que dicen "me ha amargado la vida"...

No hablo de las que son problemas mayores donde se han destrozado la vida y lo cual no vamos a discutir porque bien sabemos todos que hay personas peligrosas que han dañado y lastimado profundamente a otros (aún sabiendo por mi parte de la temática espiritual donde sí hay respuesta y posiblemente inesperada). Pero no son esos casos ni ciertas barbaridades de las que hablo, esas se las dejo a otros especialistas.

Si quieres hablar conmigo hablaremos de apegos, dependencias, memorias familiares, creencias limitantes y hasta de paranoias. Si te sientes traicionada y miras dentro de ti seguro que podrás descubrir quien te estaba traicionando realmente y que, muy posiblemente, es un programa que se encuentra en tu inconsciente. La causa está en esa parte del iceberg (profunda) que no se ve pero que tiene más poder que tu consciente. Esa es la que provocó tu sumisión, tu falta de valor o tu autoengaño porque si la conocieras no estarías así. El verdadero responsable está en en ti mismo, dentro de ti, no fuera-.

También puedes encontrar aspectos en ciertas características a las que eres propenso, ciertas vulnerabilidades que forman parte de tu propia personalidad.

Y si nos vamos más lejos y profundo, un engaño de memorias del árbol familiar, una fidelidad catastrófica, a saber.... Pero no se trata tanto de saber como de sentir, si no estoy bien aquí ni con esta persona ¿para qué sigo con ella?, ¿quien consiente?, ¿para qué me quedo?, ¿para qué permito?... MIEDOS...

Aunque tu escusa sea perfecta y válida, por ejemplo falta de recursos, aún así, la responsabilidad de quedarte o irte sigue siendo tuya, independientemente de la carga. Se trata de aceptar ese hecho y después ver cómo cambiarlo (si se puede cambiar) pero has de ser honesto, sincero, auténtico. Tener conciencia de algo te trae paz y eso facilita tu situación. El otro no puede hacerlo por ti, sólo tú puedes saber

¿qué te pasa...? 

Nada más interesante que tener una relación para toda aquella persona que se siente apegada a ellas. No le importa lo que tenga que sacrificar, o ceder, con tal de estar con alguien que calificará como la persona perfecta, o tal vez no, quizás le molesten muchas cosas de su personalidad, de su carácter pero piensa, bueno "podría ser peor", o "es buena persona"... Pero, sinceramente, para eso mejor solo que mal acompañado en el sentido de que no es la mejor relación que podrías tener porque no es una relación sana.

Con respecto a ser buena persona te diría lo siguiente (y que ya dijeron otros):

para bueno búscate un perrito"

porque eso no es amor, eso es dependencia. Estás dependiendo de la compañía de otra persona, calificándola de tal o cual cosa, cuando necesitas estar con alguien que no te llena en gran medida, o tiene cosas que te echan para atrás, pero te conformas porque es buena persona o porque podría ser peor...

Una relación sana no tiene gran explicación, simplemente surge, se da o no se da...

Te diré algo que quizás te sorprenda y es que hasta las mejores relaciones, por muy monas que las pongan..., tienen memorias detrás. Las memorias no son más que los intereses del inconsciente de salirse con algún objetivo determinado (quizás el de tu alma) y que puede ser para disfrutar, para sanar...

Si eres tú mismo, podrás tener la mejor relación posible que no es lo mismo que una relación perfecta porque nadie lo es y no se puede esperar nada que uno ya no sea.

Puedes esperar algo que tú ya seas, tú mejor versión, sé pleno mejor que feliz por ratos y para eso tienes que conocerte, tienes que saber de ti. Empieza hoy mismo si quieres, siempre tienes lo que más necesitas que es este momento presente...


                                                                                                          Maripaz Morgado Coach de Vida (Paz Akua-Escritora)