Pero ¿Qué es esto de frases para reflexionar?...

Una mañana, justo al despertar, noté una sensación extraña en mi, como si se hubiese activado algo, fue como hacer un "clic" en mi mente. Ya he tenido experiencias llegándome información sobre algo pero nunca como forma de activarme algo.

Conforme iba transcurriendo la mañana, me di cuenta de que estaba muy sensible a la forma en que se expresaban las personas, lo que decían o no decían. Lo que hacían con respecto a la forma, a la actitud. Lo percibía con tanta fuerza que me molestaba todo aquello que interpretaba como que sobraba. Todo lo que, para mi, no era necesario decir, compartir, hacer... Las llamadas de atención sutiles del ego de aquellas personas que necesitan hablar, hacerse ver de cualquier forma...

Esa misma mañana tuve una experiencia, rozando un poco lo desagradable, con una persona extraña para mi que buscaba compañía, hablar, compartir... Estaba dispuesta a ser acompañada por un rato y disfrutar de lo que la vida me había puesto por delante, la oportunidad de compartir algo con otro ser humano, pero esta persona se propasó en confianza según mis prioridades y lo que es correcto para mi de forma que, en poco, quise despedirme de ella y así lo hice. Empecé a observar que, fuera donde fuera, siempre se ponía alguien a mi lado y por más que quería practicar mi silencio matinal acostumbrado con mis paseos y estancias en la naturaleza, no había forma. No entendía lo que me estaba sucediendo y sabía que no era normal, algo estaba pasando así es que, hice lo de siempre, mi petición interna para recibir ayuda y aclaración.

Ese mismo día me llegó una información que cuando la leí me sorprendí. Era la respuesta de lo que en esa mañana, justo al despertar, noté que se había activado en mi volviéndome tremendamente sensible a ciertas cosas. Era un tipo de información referente a una de las herramientas con las que trabajo para mi autoconocimiento y autoayuda llamada Diseño Humano y que comparto con algunas personas. Fue entonces cuando me dí cuenta de que ese "clic" había sido real, no me estaba inventando nada, era la confirmación de lo que me estaba sucediendo. Y a su vez, era un cambio, una oportunidad de darme cuenta de algo que yo era capaz de entender y actuar en consecuencia. Digamos que pude tomar conciencia de una de mis habilidades.

Por supuesto, no dudé ni un momento de querer saber más y compré el documento para empezar un nuevo trabajo interior, un nuevo proceso. Y de ahí están surgiendo estas frases para reflexionar, tuve la inspiración de compartir mi entendimiento sobre este trabajo tal y como soy capaz de inspirarme y traducir lo que entiendo, lo que me trasmite. La capacidad de crear textos cogiendo la esencia de la información, y a la vez, hacerla práctica.

Desde entonces mi silencio fue mayor y más consciente. Mi control sobre qué decir, o qué hacer, y cuando mejoró. Algo en mi interior me hacía estar en calma por el hecho de haber tomado conciencia de una verdad que formaba parte de mi. Esa semana se activó mi capacidad, o la forma en la que yo sabía tener "cautela". La capacidad de parar, de decir o no decir, hacer o no hacer... Y, por ello, doy fe de que esto funciona.

Por cada semana hay una activación de información diferente. El Universo tiene una dinámica y la información se mueve constantemente, pero hay etapas en las que es más favorable para unas y no tanto para otras. Si se aprovecha la que le corresponde a cada una, el aprendizaje y su integración se facilita bastante. Es una guía y ayuda para transformarse.


M Paz Coach de Vida